20 Frases memorables de Julio Cortazar - Julio Ramón Ribeyro

Lo nuevo

20 Frases memorables de Julio Cortazar



Julio Cortázar fue un famoso escritor y pensador argentino nacido en el año 1914. Este escritor es considerado un maestro de la novela mágica y de la poesía, siendo uno de los autores más innovadores en su época.


TE PUEDE INTERESAR:


De sus obras podríamos destacar algunas como: Los premios, Libro de Manuel, Bestiario o Las armas secretas. Aunque pasó su infancia y adolescencia en Argentina, Cortázar optó por obtener la nacionalidad francesa en símbolo de rebeldía hacia la dictadura militar que en aquellos momentos vivía su país.


1. Hasta lo inesperado acaba en costumbre cuando se ha aprendido a soportar.


2. Todo mañana es la pizarra donde te invento y te dibujo.


3. Creo que todos tenemos un poco de esa bella locura que nos mantiene andando cuando todo alrededor es tan insanamente cuerdo.


4. La explicación es un error bien vestido.


5. Fui una letra de tango para tu indiferente melodía.


6. No puede ser que estemos aquí para no poder ser.


7. Probablemente de todos nuestros sentimientos el único que no es verdaderamente nuestro es la esperanza. La esperanza le pertenece a la vida, es la vida misma defendiéndose.


8. Cada vez sospecho más que estar de acuerdo es la peor de las ilusiones.


9. No hay como compartir una almohada, eso aclara completamente las ideas; a veces hasta acaba con ellas, lo cual es una tranquilidad.


10. Mi interés se tornó bien pronto analítico. Cansado de maravillarme quise saber; he ahí el invariable y funesto fin de toda aventura.


11. No sé hablar de la felicidad, pero eso no quiere decir que no la haya tenido.


12. La cosidad, ese desagradable sentimiento de que allí donde termina nuestra presunción, empieza nuestro castigo.


13. Siempre fuiste mi espejo, quiero decir que para verme tenía que mirarte.


14. Me daba asco pensar así, una vez más estar pensando todo lo que a los otros les bastaba sentir.


15. Déjame entrar, déjame ver algún día como ven tus ojos.


16. Nada está perdido si se tiene el valor de proclamar que todo está perdido y hay que empezar de nuevo.


17. Mira, solo hay un medio para matar los monstruos; aceptarlos.


18. Los libros van siendo el único lugar de la casa donde todavía se puede estar tranquilo.


19. Y mirá que apenas nos conocíamos y ya la vida urdía lo necesario para desencontrarnos minuciosamente.


20. Por eso no seremos nunca la pareja perfecta, la tarjeta postal, si no somos capaces de aceptar que solo en la aritmética el dos nace del uno más el uno.